• Maria F Martinez

¿De cuál muletilla eres culpable? (Y cómo eliminarla)

Actualizado: feb 23


Cuál de estas has cometido:

  • "Bueno, buenos días a todos..."

  • "Eso puede tomar unos, ...digamos, 5 días"

  • "Cuando vamos aaaa hacer laaaa... visita comercial"

  • "Platica", "Bolsita", "Carrito"

  • "¿Está claro?", "¿Me explico?", "¿Sí?"

  • Y la lista de las muletillas no verbales: agarrar el cabello, los anteojos, amasar los nudillos, quitar y ponerse un anillo, balancear el pie en el tacón del zapato, pasar continuamente de un pie a otro, etc.


¿De cuántos eres culpable?

También podrás darte cuenta que las muletillas son cíclicas: sueltas una y, sin darte cuenta, agarras otra.


Hace unos años, regresando de una traducción en Santiago de Chile, tuve la fortuna de tener en la zona de entretenimiento del avión, el stand-up comedy de Andrés López, "Frutica Picada". Reí a carcajadas durante 2 horas (elemento esencial de este crimen). La semana siguiente tuve clase en la Universidad con un grupo de 12 abogados que estaban tomando el seminario de ECCO Presentaciones como preparación para su tesis doctoral. Durante el entrenamiento, hacíamos ejercicios para detectar muletillas. Para mi sorpresa, identificaron que yo tenía una nueva: al terminar algunas frases, decía "¿no?", para validar comprensión. ¡¡Horror!! ¡¿De dónde la saqué?!


Levanta la mano si ya lo sabes.

Correcto. Andrés López. Al final de sus frases, al menos en ese stand-up, decía continuamente esa fatídica muletilla. (Muy bien para su comedia... mortal en mi clase de habilidades para hablar en público).


Sea cual sea tu muletilla, (una palabra o un movimiento repetitivo), denota inseguridad. Aniquilan credibilidad, especialmente si son abundantes. Además, no aportan a tu audiencia, no tienen contenido informativo directo. Tu audiencia se cansa de oírlas y se desconecta. Revisemos los ejemplos del inicio:

  • "Bueno, buenos días". Todo lo que no sea estrictamente necesario en una presentación, sea en una diapositiva o en tu discurso... ¡se va! Es un comodín que expresa cierta inseguridad de pasar al escenario (sea en un teatro o en una sala de juntas). "Básicamente", "importante", "tema", "entonces", son palabras similares.

  • "Eso puede tomar unos, ...digamos, 5 días." Esa palabra se utiliza cuando no estás seguro de lo que vas a decir y, por si te equivocas, "digamos" es sinónimo de "más o menos, aproximadamente, al rededor de". Es una manera de querer evadir responsabilidad si el resultado no es exacto.

  • "Cuando vamos aaaa... hacer laaaa... visita comercial". Otras comunes son "eeee" y "ummm" (si el discurso es en inglés). Simplemente sobran esas vocales. Hacen ruido. Delatan tus nervios (o peor, tu desinterés). Deterioran tu imagen frente a la audiencia y afectan negativamente tu credibilidad.

  • "Platica", "Bolsita", "Carrito". Quieres usar palabras de PODER. "Creo que te puede servir", cambia por "Estoy seguro esto te será muy útil". "Sólo tengo 5 minuticos, así que veamos que alcanzo a contarles", cambia por "Tenemos poco tiempo, así que me voy a enfocar en lo más importante". Y nunca, nada con diminutivos. No es profesional.

  • "¿Está claro?", "¿Me explico?", "¿Sí?". Es válido hacer estas preguntas, siempre y cuando no sean repetitivas.

  • Los movimientos repetitivos o muletillas físicas: es cuestión de 1) dirigir la atención de tu audiencia y 2) ser limpio en tu presentación. Si mueves en exceso las manos, las van a mirar. Utiliza las manos para complementar tu discurso, pero que los movimientos sean a propósito, no por nervios o incomodidad. Ser limpio es: tal como en una diapositiva tienes solamente el texto necesario (de lo contrario hay ruido visual y tu audiencia se dispersa), en tu vestimenta y forma de moverte, debe estar solamente lo necesario para, nuevamente, enfocar la atención de tu audiencia.


¿Cómo se crean las muletillas?


  • La copiaste de alguien. Cuando pasas tiempo con alguien que tiene esa muletilla, especialmente si admiras a esa persona, disfrutas de su compañía, o le tienes afecto. El cerebro tiene algo llamado "neuronas espejo", que nos ayudan a aprender y a ser naturalmente empáticos. Es una función inconsciente de "copiar-pegar". Bien si lo que copias es un hábito de éxito. Pero si copiaste una muletilla o mal hábito, deshazte de él lo antes posible.

  • Es una mala solución a un problema. Si ha nervios por la presentación, el cerebro creará una estrategia (equivocada) para aliviarlos. Presionar la punta de un bolígrafo retráctil repetidamente. Tiki, tiki, tiki, tiki...¡Habrá más de un oyente desesperado que te querrá rapar de la mano tu elemento de desahogo!

  • Un apoyo socorrido mientras despega tu disco duro. "Esteeeee", "eeeeee", "perooooo", son un comodín en nuestro discurso, mientras encontramos las palabras adecuadas para expresar lo que necesitamos decir. Lo mejor, si se te escapa la palabra adecuada, es hacer silencio. Es un mito que no se debe hacer silencio cuando se está frente a una audiencia. No se vale quedarte en silencio, bloqueado, pero se vale hacer pausas. Las pausas incluso ayudan a pensar, a digerir lo que tu audiencia está escuchando.


¿Cómo quitar una muletilla?


1) Hacer conciencia: para quitar una muletilla, primero debes darte cuenta que la tienes. Pide a colegas que estén contigo en una presentación, que te avisen si tienes una muletilla. Cuando la identifiquen, solicítales que te den una señal cuando la hagas. Con esto, ya la haces consciente, te das cuenta de cuando ocurre... y la puedes eliminar.


2) Grábate. Esta es otra manera de darte cuenta. Graba (en audio o en video) tus presentaciones. Luego, al escuchar la grabación, no solo notarás las muletillas, sino también otros aspectos de tu presentación que puedes mejorar: ciertos temas, cifras, explicación o respuestas a preguntas.


3) Aprovecha los programas en tu cerebro. Para el cerebro, pensar y hacer es lo mismo. ¿Te ha ocurrido que piensas en escribir un mensaje de WhatsApp, y luego, cuando te reclaman por "dejarlos en visto" y no responder, podrías jurar que sí contestaste? Cuando visualizaste escribir y conversaste en tu cabeza la respuesta e incluso sentiste tus dedos tocando la pantalla del celular, esas tres experiencias (ver, oír, sentir) constituyen para tu cerebro una experiencia real. Para quitar una muletilla, te ves, oyes y sientes expresándote sin ella. Además, pon la experiencia en contexto: si es en una reunión, cómo es la sala, color, temperatura, sonidos. Repite esta experiencia cuatro veces, unos 5 minutos, viendo, oyendo y sintiendo cómo te expresas ya sin las muletillas. Para tu cerebro, será una vivencia real, y la podrá "replicar" en la próxima reunión.


¡Lo sé! Estuvo largo este artículo. Qué bien que lo hayas leído hasta el final. :)


Cuéntame en qué muletilla vas a trabajar. Podría darte maneras adicionales de eliminarla. maria@mariafmartinez.com



¿Fue útil este artículo? Suscríbete ahoraa mi blog ahora para garantizar que no te pierdas de ninguna publicación de ahora en adelante ;-)

¿Qué tema quieres encontrar en este blog? Cuéntame para desarrollarlo!


#presentacionesefectivas #credibilidad #persuasión #hablarenpublico #panicoescenico #muletillas #eliminarmuletillas

+34671149029

©2020 por Maria F Martinez. Creada con Wix.com