• Maria F Martinez

Tus brazos ¿refuerzan tu mensaje o baten huevos?

Actualizado: feb 23

¿Has notado que los brazos son supremamente útiles en la vida... excepto cuando estás haciendo una presentación? Los metes al bolsillo, amasas un nudillo, agarras un anillo o un marcador (ojalá cerrado)... o lo peor: bates huevos. ¿Pero qué hacer con ellos? Además, son traicioneros, delatan los nervios, al igual que los pies (tema de otro artículo).


¿Qué deben hacer tus brazos? Complementar tu discurso, especialmente cuando hables de datos que quieres garantizar tu público recuerde. De lo contrario, deben estar quietos... pero nunca, nunca, batir huevos.

Cómo preparar tus brazos para comunicar efectivamente:

Cuando estés preparando tu discurso, grábalo - en audio o en video. Luego, escucha lo que dices, y anota lo que más quieres que tu audiencia recuerde. ESO debes decirlo con tus palabras y con tus brazos. Haz énfasis en los logros que tendrá tu público una vez apliquen tu recomendación, los problemas que dejarán de tener, información que te diferencie de la competencia, grandes logros en tu proyecto, etc. Esos datos tan importantes, ¿cómo los pueden decir tus brazos? Planea ese lenguaje no verbal e intégralo a tu discurso verbal cuando lo estés practicando.


Atento a no cometer este error:

Si tus brazos suelen moverse sin un propósito claro mientras hablas (solamente se mueven, como batiendo huevos o abanicándote), cuando quieras que ellos hagan especial énfasis en una idea que es importante, ya no van a ser notorios. Habrás anestesiado a tu público ante el efecto de tu lenguaje no verbal. Incluso, si se mueven mucho, son molestos... como una muletilla verbal de "eeeee".


Hay una pregunta que siempre me hacen los participantes de los talleres en las empresas: ¿Se pueden meter las manos al bolsillo, o no? y bien, te pregunto... ¿Sí o no?

La respuesta es... "depende". Si estás ante una audiencia senior, con altos cargos: no. No metas las manos al bolsillo. Lo pueden tomar como una falta de respeto o arrogancia de tu parte. Si estás presentando ante un público y quieres generar un tono relajado, de informalidad, sí. Meter una o ambas manos al bolsillo ayuda a crear un ambiente de igual a igual, donde pueden estar relajados.


¿Fue útil este artículo? Suscríbete ahora a mi blog ahora para garantizar que no te pierdas de ninguna publicación de ahora en adelante ;-)


¿Qué tema quieres encontrar en este blog? Cuéntame y... ¡Hecho! maria@mariafmartinez.com


#lenguajenoverbal #presentacionesefectivas

+34671149029

©2020 por Maria F Martinez. Creada con Wix.com